5 de maio de 2007

ALMAS GRISES

"Los atardeceres de junio casi hacen concebir esperanzas en el mundo y la humanidad. Son tantos los perfumes que llegan de las muchachas y de los árboles, y el aire tan grato, que dan ganas de empezar de nuevo, de frotarse los párpados, de creer que el mal no es más que un sueño, y el dolor, un espejismo del alma".
Había tempo que ma recomendaran, e aproveitei esta longa ponte madrileña para ler ALMAS GRISES, de Philippe Claudel. A novela entusiasmoume. Unha novela onde nada é branco nin negro, todo é gris, e onde ninguén se salva, nin sequera o narrador da historia. Cunha técnica contida, ás veces sinxela, que bebe directamente da oralidade, onde se emprega sabiamente a elipse. E, de fondo, a nube negra da guerra, da primeira guerra mundial. O que demostra unha vez máis que todos os temas seguen a ser posibles, da guerra á paz, da aldea á cidade, baixo a man dun verdadeiro artista.

1 comentário:

Bea disse...

É unha moi boa novela. Un drama social bastante acedo. Eu quédome con este anaco:

"El dueño de La Fábrica no tiene nombre, ni rostro; es un "grupo", como suele decirse,o una "sociedad", como puntualizan los que quieren dárselas de entendidos. Donde antaño crecía el trigo se alzan ahora hileras de viviendas. Calles enteras construidas unas a imagen de las otras. Casas alquiladas por muy poco, o por mucho -el silencio, la obediencia, la paz social-, a obreros que no esperaban tanto y a quienes les costó acostumbrarse a mear en una taza de porcelona en vez de en un agujero negro practicado en una tabla de pino.Las antiguas granjas, las pocas que aún resisten,se arrimaron,como por instinto, unas a otras, apretujaron sus viejos muros y sus ventanas bajas en torno a la iglesia y siguieron lanzando sus agrios olores a establo y leche cuajada por las puertas entreabiertas de los corrales".